viernes, 14 de marzo de 2014

El Espejo





Ilustración por Ana Oyanadel

.
Mojó su rostro con agua fría. La nieve, que caía incesante allá afuera, ayudaba a que su cuerpo se entumeciera. John sintió como cada uno de los vellos de sus brazos se erizaban. Tomó entonces una de las muchas toallas que había en uno de los tantos tocadores de aquella mansión, y se la llevó a la cara. ¿Realmente iba a hacer lo que el señor Letter pedía? Sin darse cuenta, la toalla cayó pesada al suelo —fina baldosa de un gris oscuro, que parecía un gran diamante encerado—. Se puso de pie y vio su rostro en el espejo: parecía más demacrado que de costumbre. Más blanco que ayer, más frío que el mes anterior. Sus ojeras cansadas eran como la punta de dos cucharas derretidas. Los labios delgados estaban agrietados, rojos como la sangre de una inofensiva criatura recién nacida.

Tuvo esa sensación única de que alguien más lo miraba tras su reflejo. ¿Acaso era él mismo? «No importa» concluyó. Ya tenía puesto el delantal blanco y se acomodaba los guantes de goma. Suspiró, y se dirigió a la puerta, tras la cual esperaba Donald Letter.

Había otro hombre allí; el criado; quien había dedicado la mayor parte de su vida a los servicios del señor Letter —según había oído antes en las cercanías por los lugareños. La primera vez que había entrado a la mansión, hacía ya una semana, notó que el criado —siempre vestido de un traje de completo negro y corbatín— lo vigilaba con la mirada. No había conversación entre ellos dos salvo cuando John llegaba, en su Fleetwoon gris del cuarenta y uno: lo único que John realmente se había animado a comprar para él mismo. El resto era todo para su esposa Irene y su pequeño hijo, Johnny. Los colegas a veces le hacían bromas en el hospital sobre el antiguo Fleet. Pero él se sentía, en cierta forma, identificado con el coche, pues también tenía cuarenta y un años. 

Ahora que tenía a Donald Letter ante sus ojos, acostado en una camilla de patas de acero y soporte metálico, por alguna razón John recordó su coche. Lo imaginó en el inmenso jardín sin techo, aguantando cada uno de los gruesos copos de nieve cayéndole encima. Comparó la barba blanca de Letter con el paisaje de afuera. Era probable que no fuera, siquiera, parecida. La de su paciente resultaba aún más pálida; como la leche.

El doctor John Ridell inició el trayecto hacia el cuerpo del anciano, hacia la cirugía que había aceptado realizar, pese a que nunca antes algo como lo que estaba a punto de realizar había sido siquiera considerado por la medicina moderna.


viernes, 7 de marzo de 2014

Chile del Terror - Una Antología Ilustrada


Hace un tiempo daba la noticia de que CDT, como portal literario, publicaría su primer gran trabajo. Hoy no vengo a otra cosa que a confirmar, con datos y fuentes, el logro. La editorial encargada es Austroboréa Editores, y el antólogo Aldo Astete. El libro ya puede ser comprado -incluso- antes de su salida al mercado, por lo que la venta es en verde.

Serán 130 páginas de horror, cada uno de los relatos serán ilustradores por la gente que hoy trabaja, de forma calcada entre lo hermoso y lo espantoso, en el staff y con la introducción de Sergio Fritz (a quien aprovecho de agradecer enormemente). 

Como dato histórico, les cuento que el link directo que colgaré al final de la entrada ha sido el más compartido entre el facebook de Chile del Terror y Austroboréa Editores; más de sesenta. Por supuesto ustedes pueden seguir difundiéndolo. 
Les dejo los datos para quienes estén interesados:

Tamaño: 12,5 x 19 cms
Págs: 130 app
Portada: Ana Oyanadel Carvajal
Prólogo: Sergio Fritz Roa
Antólogo Aldo Astete Cuadra
Escritores antologados: Patricio Alfonso, Jano Moore, Fraterno Dracon Saccis, Eva Fauna, Javier Maldonado Quiroga, Aldo Astete Cuadra, Rodrigo Vásquez S. Carlos Paez, Pablo Espinoza Bardi y el simpático autor de este blog.
Ilustraciones interiores: 10 una por cada cuento.
Ilustradores: Ana Oyanadel Carvajal, All Gore, Alex Olivares y Francisco Visceral Rivera.
Sus depósitos los pueden realizar a:
Cuenta Rut 13400437
Nombre: Aldo Astete Cuadra
Rut: 13400437-1
Correo: austroborea@gmail.com
Fono 78053229
Precio: $4.000 (pesos chilenos)



lunes, 3 de febrero de 2014

El Espejo (relato de Arkham) será público


Cabros y cabras. 

Voy a hacer pública una noticia que me tiene muy, muy contento. Arkham. Relatos de horror cósmico, fue una antología publicada por la editorial Tyrannosaurus Books el año 2012, y en la cual participé como uno de los autores luego de haber ganado el concurso de la "2ª Edición de la Semana Zombie" (con mi relato "Sacrificio", también publicado en CDT). 

El libro fue publicado en España y, por demasiadas diferencias con la ya mencionada editorial, es que he decidido hacer público mi relato aparecido ahí (del nombre El Espejo). Una de las mayores razones es que, pese a ser autor, sólo se me envió una copia, por lo que mi obra no pudo ser leída en Sudamérica, donde está mi gente. Sólo estuvo disponible para los conquistadores. 

Mi sentimiento, casi romántico, por compartir lo mío con todos los lectores posibles, es que me hizo tomar tal decisión. Además, ¿para qué escribimos si no es para ser leídos? 

El relato debiera aparecer la semana que se viene, con su respectiva ilustración, tal como viene siendo el sello de nuestro querido portal desde hace tiempito. 

Un abrazo a todos. 

domingo, 2 de febrero de 2014

Crítica Cómics: The Pro - Garth Ennis

The Pro by Garth Ennis
My rating: 5 of 5 stars

Fueron treinta minutos de diversión. La antiheroína, The Pro, se roba la película. Me parece raro la poca cantidad de users de Goodreads que no le hayan regalado sus, merecidas, cinco estrellas. Quizás, un motivo sea que no se sintieron cómodos con tanta burla a DC Comics y, en especial, a la Liga de la Justicia. En fin, los típicos defensores que no aceptan un poco de humor.

Cátedra de cómo, en un trabajo corto, se pueden hacer enormes cosas, ideas frescas (aunque el cómic en sí tiene más de una década).

View all my reviews